Las construcciones frikis más locas de LEGO

0
46

Con tanto virus y tanta pandemia, a muchos no nos ha quedado más remedio que pasar tantas horas en casa frente a la pantalla que una vez que hemos vuelto a salir a la calle nos hemos sorprendido al recordar los graficazos 4K que tiene la realidad.

En todo este periodo, hemos tenido tiempo suficiente para estar con nosotros mismos y descubrir nuevos hobbies o pasatiempos, dedicarle más horas a lo que ya hacíamos y mejorar en ello o, en mi caso, más tiempo para arruinar mi vida en la grieta del invocador.

Uno de estos hobbies, por increíble que parezca, es hacer y coleccionar construcciones de LEGO. Es por eso por lo que hoy os vengo a mostrar las construcciones de LEGO más frikis y locas que se han podido hacer nunca.

Rivendell, El Señor de los Anillos.

En 2013, dos fervientes fanáticos devotos de LEGO, Alice Finch y David Frank, tras haber alucinado con la obra de J.R.R. Tolkien (pobre del que no), decidieron construir su propia versión de Rivendell usando solo ladrillos de LEGO. Llegaron a usar unas 200.000 piezas, estaban como para contarlas con exactitud…

Batarang, Batman

Con más de 3 metros de alto y unas 35.000 piezas de LEGO, el Batarang de Batman apareció una buena mañana (o tarde, no sé no estaba allí) en South Bank, Londres. Fue construido por la propia LEGO en 2017 para la LEGO película de Batman. Contaba con efectos de humo, iluminación y un suelo roto, así que no os preocupéis que no fue un acto vandálico de un Batman gigante el cual tenía algún tipo de problema contra el pavimento público.

Ala-X, Star Wars

Como dice el buen refrán, el que no corre vuela, y los de LEGO, por lo que se ve, pues querrían volar de verdad. Así pues, aburridos en la oficina y con 5.335.200 piezas sobrantes que tenían guardadas en el cajón, decidieron montar un Ala-X a escala 1:1, y tras 17.336 horas, una tarde y media prácticamente, lo consiguieron. Medía más de 3 metros de alto y más de 13 tanto de largo como de ala a ala. Hasta le pusieron lucecitas en los motores.

Ford Anglia, Harry Potter

A los de LEGO por lo que se le ve les dio pena ver que dos niños ratas echaran a pelear un coche y un árbol con música de fondo de Linkin Park y que saliese ganando el árbol. Normal.

Así que a modo de caridad y pura fe decidieron ayudar a los pobres Weasley creando su propio Anglia Ford a escala real con la idea de que no echaran a semejantes sujetos a los brazos de los dementores, lo cual no habría estado mal del todo, pero eso ya es otro tema.

Para ello usaron 504.380 piezas y tardaron 920 horas en diseñarlo y construirlo. Se hizo para la Comic Con de Londres y podías incluso montarte en él, entrando hasta varias personas a la vez sin problema. Eso sí, incómodo tenía que ser de cojones.

Y hasta aquí las construcciones frikis más locas de LEGO. Espero que te haya servido de inspiración y te hayan dado ganas de ponerte a montar cosas así por tu cuenta, y sino siempre puedes venirte conmigo a jugar al LoL y caer en una depresión constante, que una vez te acostumbras no está tan mal, se llora un par de veces al día y a seguir perdiendo.

Artículo anteriorSOLO LEVELING – El manga que esta siendo todo un EXITO
Artículo siguienteDatos curiosos #1: Little Nightmares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí