La naturalidad de Ori and the Blind Forest

0
16

Cuando me preguntan cual es uno de los videojuegos más bonitos que he jugado, uno de los primeros que se me viene a la cabeza es Ori and the Blind Forest. Y es que tanto Ori and the Blind Forest; como su entrega más reciente, Ori and the Will of the Wisps, son juegos con un apartado artístico precioso.

Por norma general el apartado artístico es lo primero en lo que nos fijamos como jugadores y los juegos suelen entrarnos primero por los ojos. Aunque por supuesto, después hay que fijarse en el resto de apartados.

Pero en el caso de Ori and the Blind Forest, o por contrapartida, Ori and the Will of the Wisps, cumple en todos sus apartados. Aunque en el día de hoy, he venido a hablaros sobre el apartado artístico de Ori and the Blind Forest.

Decir que el apartado artístico de Ori and the Blind Forest es sobresaliente es una rotunda evidencia, por ello voy a tratar de hablar sobre él con un poco más de profundidad.

Ori and the Blind Forest nos sitúa en el Bosque de Nibel, un mágico lugar habitado por incontables especies de animalitos. La magia del apartado artístico de Ori and the Blind Forest reside aquí, en hacer que ese fascinante lugar, sea en esencia un bosque y que el jugador lo sienta como tal.

Para llevar dicha tarea a cabo, se toman todas medidas necesarias y se aplican. Si nos fijamos en la naturalidad de un bosque, en la esencia del mismo, podemos apreciar que rara vez nos topamos con superficies completamente planas y más raro es, toparnos con varios elementos idénticos.

En Ori and the Blind Forest esto se puede apreciar a la perfección, podemos ver como no encontraremos una sola superficie plana en todo el juego y cómo tampoco encontraremos dos elementos iguales. Y sí, muchos árboles son similares, pero no iguales. Podemos apreciar como cada árbol, cada rama, cada planta o cada roca, tiene su trazo. Y en esencia, eso es lo que hace al apartado artístico de Ori and the Blind Forest tan especial.

No nos toparemos con dos zonas iguales y cuando nos adentramos en ese fascinante Bosque de Nibel, estaremos totalmente cautivados por todo el arte del bosque, por la banda sonora que suena tan natural y lo que es todavía más importante a mi parecer, por la inmersión del juego que genera al jugador al sentirse todo el diseño del juego tan orgánico y sobretodo, tan natural.

Ori and the Blind Forest logra que gracias a su apartado artístico, el diseño de niveles lo sintamos como algo completamente lógico y que al avanzar en el juego como jugadores, sintamos que de verdad estamos recorriendo ese mágico bosque.

Artículo anteriorEl gran juego de simulación de estrategia, Brigandine: The Legend of Runersia llegará mañana a Nintendo Switch y PlayStation 4
Artículo siguienteEl RPG de estrategia Star Renegades desarrollado por Massive Damage y Raw Fury llega en formato físico
👨🏻‍💻 Game & Level designer en @disasterstudio | ✍🏼 Redactor en @FrikiGenES | 🎙 Reseñas, ensayo y opinión sobre videojuegos en YouTube

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí